Responsabilidad, autoridad y comunicación en el Sistema de Gestión de Calidad (ISO 9001)

blogger's
Responsabilidad, Autoridad y Comunicación en un Sitema de Gestión de Calidad ISO 9001.

Para que un Sistema de Gestión de Calidad se desarrolle de un modo eficaz es preciso establecer y definir claramente la jerarquia de autoridad y las responsabilidades de cada uno de sus miembros y una comunicación interna eficaz.


Responsabilidad y Autoridad:

Al objeto de que las actividades se realicen correctamente y de que la organización funcione adecuadamente, tanto las responsabilidades como los grados de autoridad deben estar perfectamente definidos.

La Dirección debe asegurarse de que las responsabilidades y autoridades están definidas y comunicadas a la organización.

Para ser eficaz una organización debe tener perfectamente establecido un orden, tanto en la asignación de responsabilidades como para la realización de cada una de las tareas. Por ello es imprescindible determinar con claridad las funciones que componen los procesos de operación y de gestión y asignar cada uno de ellos a una persona concreta, de modo que ninguna funciòn quede sin asignar o que pueda ser realizada por más de una persona, así se le adjudica una mayor responsabilidad a cada trabajador en la calidad de su trabajo.

La asignación de responsabilidad y autoridad debe ir acompañada de un plan de formación adecuada, de una buena comunicación interna y una participación de los trabajadores.

Representante de la dirección:

La alta dirección debe nombrar a un representante,  un responsable del Sistema de Gestión de Calidad que actúe como representante de la dirección y que:
  • Asegure el establecimiento, implementación y mantenimiento de los procesos necesarios para el SGC.
  • Informe a la alta dirección sobre el desempeño del SGC y de las necesidades de mejora.
  • Asegure el enfoque al cliente del Sistema de Gestión de Calidad (SGC)
  • Motive a los miembros de la organización en el cumplimiento de las expectativas del cliente.
  • Sirva de interlocutor con partes interesadas y auditores.
La Comunicación interna.

La alta dirección debe asegurar de establecer un buen sistema de comunicación interna para todos los miembros de la organización acerca de la política, los requisitos y los objetivos de calidad.

La comunicación interna ayuda a la mejora del desempeño de la organización y compromete directamente a las personas en el logro de los objetivos de Calidad.

Actividades de comunicación interna recomendables:

La comunicación de la dirección con las distintas áreas de trabajo.
Reuniones informativas.
Tableros de noticias, periódicos y revistas internas.
Encuesta de Clima Laboral a los empleados.
Reuniones del comité de calidad.
Correo electrónico.
La intranet de la web.