MEJORA CONTINUA KAIZEN. EL MILAGRO JAPONES





                            Kaizen es un proceso de mejora lento pero continuo


Actualizado: 2018.octubre.29

Kaizen: método de trabajo para cumplir con el requisito de la mejora continua que impone la normalización ISO 9001.

Kaizen podría ser sinónimo de "cambio  bueno" aplicado en una organización que implanta un Sistema de Gestión de Calidad, tendente al mejoramiento progresivo o mejora continua en el argot de la normas ISO 9000.

Kaizen todo se puede cambiar para mejorar. 


Kaizen lucha contra la filosofía conformista, dejar que las cosas pasen sin más y no hacer nada por mejorarlas, y es que Kaizen es un método simple, nada complicado de conseguir la mejora continua  no solo en los procesos de una organización, es un método que se aplica  a la vida misma, ya sea en el puesto de trabajo ya sea en los quehaceres diarios. Es una filosofía de vida, una forma de pensar. 

El Método Kaizen no es burocracia, no es tecnología punta, no supones grandes inversiones, es simplemente convencimiento personal de que todo es mejorable, incluido cualquier proceso de una organización. Este es el significado de "cambio bueno".

La calidad de un producto o la de un servicio empieza cuando se inicia el proceso operativo, empieza por como los trabajadores se sienten en el entorno, como operan con la maquinaria, las instalaciones. Cada trabajador o equipo puede mejorar su entorno, su método de trabajo.

La calidad de un producto es una característica propia  que ha ido adquiriendo a lo largo del proceso de producción.

El componente más crítico en la aplicación del Método Kaizen es el humano, por ello se precisa de una formación de calidad y un equipo de trabajo crítico, inconformista y creativo, que cuestione  la bondad de los procesos y que busque la mayor eficiencia con el menor esfuerzo.

Todos los equipos de trabajo en todos los niveles y alcanzando a la dirección están implicados en mejorar la calidad en los procesos. Cambiar para mejorar

Los trabajadores en todos los niveles tienen asumida que son responsables de sus tareas y   están mentalizados y comprometidos en vigilar continuamente los procesos para buscar oportunidades de mejoras.

 Pequeñas mejoras del día a día sustituyen a grandes cambios y grandes inversiones y repercuten positivamente en la calidad, eficiencia, seguridad y las personas.

¿Qué busca la filosofía Kaizen en una organización?


-Aumentar la productividad

-Reducción de costes innecesarios

-Humanizar el puesto de trabajo


El gran protagonista de Kaizen es el recurso humano.

1.-Mayor productividad eliminando recursos innecesarias gracias a la implicación de los trabajadores.

2.-Mayor eficiencia, mejorando el lugar de trabajo, operaciones innecesarias, mejorando la capacitación del personal.

3.- Mayor empoderamiento del trabajador, lo que se traduce en satisfacción personal, al participar activamente siendo el protagonista de estos pequeños pero importantes cambios y despertando el nivel de superación.

4.- Mayor seguridad consecuencia de las mejoras que alcanzan a mayor limpieza, organización, ambiente de trabajo, responsabilidad individual, mayor compenetración del equipo de trabajo.

Para Kaizen el gran protagonista de la excelencia total es pues el empleado y es hacia sus empleados donde la dirección debe mirar como el factor clave para alcanzar la calidad total.

Kaizen explicado mediante ejemplos.

Un ejemplo del Método Kaizen aplicado a tu vida personal.

Entre los turnos de trabajo de mañana y tarde, sales de la oficina y comes en el restaurante de siempre. Un día te planteas que para sentirte mejor por la tarde vas  dedicar cinco minutos en dar un saludable paseo, en lugar de tomar esa copa de coñac que acostumbras después de las comidas.

Después de un tiempo, según te sientas puedes aumentar esos cinco minutos.

Kaizen te propone pequeños cambios que consideras positivo, sin traumas,, sin grandes esfuerzos y te anima a que si lo consideras beneficioso los practiques.

Estos cambios también puedes trasladarlos a tu vida profesional. Esto es el Método Kaizen.

Comentarios